Comunicación con el paciente

Con ocasión del pasado dia del alzheimer, he hojeado algunos libros al efecto y deseo destacaros esta idea que me parece perfecta y que estoy convencido que tiene un efecto terapéutico superior a los medicamentos actuales. Dice así:

“La comunicación con los seres queridos va más allá del lenguaje verbal.  Las personas con alzheimer captan el amor que emana de sus seres queridos hasta fases avanzadas de la enfermedad”.

Objetivo: Bienestar del paciente

Tomado de un texto del Dr. José Luis Molinuevo, neurólogo del Hospital Clínico de Barcelona:    “Formamos una unidad con todo lo que nos rodea, el paciente forma una unidad con el cuidador, por lo que el bienestar del paciente pasa por el bienestar del cuidador y viceversa”.

Me parece importante resaltarlo, ¿cuántas veces vemos cuidadoras tan abnegadas en favor de su ser querido que llegan a vaciarse. A esas cuidadoras se les debe insistir en que:  el bienestar del paciente pasa por el bienestar del cuidador.

Miquel Vilardell, médico

Recibido de nuestro “documentalista” Eduard !

La Vanguardia “La Contra”(fecha: 10/2/14)

Tengo 67 años. Soy de Borredà y vivo en Barcelona. Soy catedrático de Medicina en la UAB y jefe del servicio de medicina interna del hospital universitario Vall d’Hebron. Estoy casado y tengo dos hijos y cuatro nietos. Soy un liberal respetuoso. Necesito creer.

El doctor Vilardell habla desde sus 40 años de ejercicio de la medicina con indesmayable vocación. Mañana concluye su presidencia del Col•legi de Metges de Barcelona, tras cuatro duros años de gestión y contra las medidas de recortes sanitarios. Sigue desplegando su vocación médica y su labor docente y divulgativa, mediante libros como “Envejecer bien” (ed.Plataforma). Habla con serenidad, imparte sabios consejos y me cita el lema de un amigo médico, Jordi Gol, acerca de qué es estar sano: “Ser autónomo, alegre y solidario”. Pienso en lo maravilloso que es que no te duela nada, y en que se trata de mantenerse así hasta el final. Los consejos de Vilardell ayudan.

A qué edad nos morimos? A los 82 años las mujeres, a los 79 años los hombres. Se trata de llegar a ese final sin depender de otros.

Sin molestar. ¡Eso es ser generoso! Cuidarse y prepararse para no molestar a los demás. “Envejece bien quien ha vivido bien”, dijo Pitágoras. Y vives bien si piensas en los demás. Continua llegint